64.7 F
New York
Wednesday, June 12, 2024
spot_img
Andrés CEO Soybachatero
Andres CEO Soybachatero

Cáncer de pulmón: estos son los principales signos de alerta

- Advertisement -

El diagnóstico precoz del cáncer de pulmón sigue siendo el principal reto para reducir la elevada mortalidad de un tipo de tumor que cuenta con tratamiento eficaz cuando se actúa a tiempo. Es fundamental identificar a las personas con más riesgo y conocer los signos de alerta.

Cáncer De Pulmón: Estos Son Los Principales Signos De Alerta | Soybachatero
Los Síntomas Del Cáncer De Pulmón Son Bastante Inespecíficos Y Muchos Coinciden Con Los De Otras Enfermedades Causadas Por El Tabaco. (Foto: Shutterstock)

Por: María Sánchez-Monge
Fuente cuidateplus.marca.com

El cáncer de pulmón causa más de 22.000 muertes anuales en España. La mortalidad ha empezado a descender en hombres, pero se ha incrementado un 134% en las mujeres en la última década. Es un cáncer cuya aparición puede evitarse “mediante la erradicación del tabaquismo, que debería tratarse como una adicción por los sistemas sanitarios”, según señala en declaraciones a CuídatePlus Bartomeu Massuti, secretario del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) y jefe de Oncología del Hospital Doctor Balmis de Alicante.

La tasa de curación de estos tumores supera el 80% si se diagnostica en estadios iniciales y, por este motivo, el experto subraya que está “justificada la prevención secundaria (diagnóstico precoz) en la población fumadora”. Sin embargo, la realidad es que sólo el 25% de los cánceres de pulmón se diagnostican en etapas tempranas. “Aproximadamente el 75% de los pacientes son diagnosticados cuando la enfermedad está avanzada debido a sus síntomas inespecíficos, similares a otro tipo de patologías respiratorias que en su mayor parte están relacionadas con el tabaco”.

Cómo diagnosticar el cáncer de pulmón

Cuando se sospecha la existencia de un cáncer de pulmón se requiere la realización de pruebas de imagen; fundamentalmente, tomografía computarizada (TC) y la obtención de material de confirmación celular (biopsia o citología), que puede conseguirse mediante una fibrobroncoscopia o una punción transtorácica.

Las principales entidades científicas relacionadas con el tratamiento y la investigación de este tipo de cáncer abogan por la implantación de pruebas de cribado anual en los sujetos con más riesgo, que consisten en realizar una tomografía computarizada de baja dosis de radiación a los individuos mayores de 50 años de edad con un consumo acumulado de un paquete al día durante 20-30 años.

Síntomas y señales de alerta para la detección precoz

La mayoría de los cánceres de pulmón solo causan síntomas cuando ya se han propagado. Sin embargo, dado que algunas personas presentan manifestaciones en etapas tempranas, cuando aún hay margen para instaurar un tratamiento eficaz, es conveniente conocer los signos de alerta. Estos son los más destacados:

  • Tos reciente que no se va o que empeora.
  • Tos con sangre o esputo color metal oxidado.
  • Pitidos o ruidos al respirar.
  • Falta de aire al realizar actividades cotidianas.
  • Dolor torácico.
  • Afonía o cambios en la voz.
  • Pérdida de peso o de apetito sin motivo aparente.
  • Cansancio, fatiga o debilidad.

Quién tiene más riesgo de cáncer de pulmón

La principal causa del cáncer de pulmón sigue siendo la exposición tanto directa como indirecta (fumadores pasivos) al tabaco. Así lo confirman los datos del Registro de Tumores Torácicos del GECP, una base de datos nacional con más de 33.000 pacientes registrados. El 42,3% de los pacientes incluidos son fumadores habituales, otro 45,5% son exfumadores y solo un 12% aseguran no haber fumado nunca. “Un fumador de 10 cigarrillos al día tiene 10 veces más probabilidades de sufrir un cáncer de pulmón que un no fumador, y los fumadores de uno o dos paquetes al día, 20 veces más”, indica Massuti.

Los especialistas del GECP hacen hincapié en el impacto de los cigarrillos electrónicos o vapeadores. “Hay motivos claros de preocupación respecto de la oncogenicidad potencial de los cigarrillos electrónicos, con una sólida base científica básica y molecular”, apunta el oncólogo. “Si tenemos en cuenta que los efectos pueden verse dentro de unos 15-20 años, los consumos actuales pueden tener importantes consecuencias para la salud pública en el futuro”.

En lo que se refiere a otros tóxicos ambientales que pueden elevar el riesgo de cáncer de pulmón -aunque en porcentajes inferiores-, ocupan un lugar destacado la exposición al asbesto (amianto) y el radón, que es un tipo de gas radiactivo de origen natural que tiende a concentrarse en interiores, como viviendas y lugares de trabajo. “Tiene más presencia en determinados territorios nacionales, como Galicia, Cordillera Cantábrica o algunas zonas de la meseta central”, agrega Massuti.

- Advertisement -