63.2 F
New York
Sunday, September 25, 2022
spot_img

Si Brendan Fraser no recibe aplausos y reconocimiento me bajo del carro

Amantes del cine: apunten en sus agendas el 4 de septiembre de 2022 porque podría ser el día que pase a la historia como el giro radical en la vida y carrera de Brendan Fraser. Y no es que tenga la bola de cristal ni mucho menos, pero se trata de un día especial para la crítica e industria porque la alfombra roja del Festival de Cine de Venecia recibirá el estreno mundial de The Whale, la película donde el actor de La Momia se somete a un cambio físico extremo y que podría abrirle el camino hacia los Óscar tras desaparecer del foco mediático hace poco más de una década. Y sin que la prensa especializada la haya visto todavía ya se habla de una posible ‘Brenaissance’, emulando el renacimiento profesional de Matthew McConaughey con su ‘McConaissance’ a través de Dallas Buyers Club.

Si tenemos en cuenta la expectación, el hecho de que la dirige un director visualmente provocador como Darren Aronofsky (Cisne negro, Madre!) pero, sobre todo, las palabras que Brendan Fraser ha compartido en torno al proyecto, me atrevo a decir que si no recibe aplausos y reconocimientos me bajo del carro de las expectaciones gratuitas. Porque tras las desgracias vividas y el cariño que el mundo le tiene a raíz de la ternura y nostalgia que provocan sus éxitos noventeros, Brendan Fraser merece un renacer en toda regla. Y The Whale parece tener todas las papeletas.

Brendan Fraser en ‘The Whale’ (A24)

“Van a ver algo que no han visto antes”dijo inicialmente a Unilad en 2021. “Ciertamente está muy lejos de todo lo que he hecho, pero no quiero ser tímido… Sé que va a causar una impresión duradera” sentenció con unas palabras que cobraron sentido cuando vimos la primera fotografía de su transformación física. Una imagen que lo convirtió en tema de conversación en redes sociales y que puso en evidencia el entusiasmo abrumador que rodea a su retorno. Porque para interpretar a un hombre viviendo con obesidad y luchando por reconectar con su hija de 17 años (Sadie Sink, Max de Stranger Things), Brendan Fraser se cargó con prótesis que pesaban entre 22 y 136 kilos (según la escena que rodaran cada día, si era un plano de cuerpo entero o menos) mientras se sometía a unas seis horas diarias de maquillaje y preparación (que, cuando le cogieron el tranquillo, lograron rebajar a dos o tres).

Necesitaba que lo ayudaran a levantarse y llevaran en silla de ruedas entre los diferentes espacios del rodaje. Y no solo eso. Trabajó con una organización que ayuda a personas que lidian con obesidad (Obesity Action Coalition) para comprender mejor la profundidad emocional de su personaje, además de consultar con pacientes de cirugías bariátricas. “Aprendí rápidamente que se necesita una persona increíblemente fuerte dentro de ese cuerpo para ser esa persona” dijo a Vanity Fair.

Y si bien sabemos de sobra que tanto al público como a la Academia le encantan las transformaciones físicas (vimos muchas veces la conversación que genera Christian Bale con cada uno de sus cambios o los premios que le llovieron a Nicole Kidman, Charlize Theron y otros por lo mismo), en el caso de Brendan Fraser podríamos estar ante una interpretación que lo encumbraría más allá de todo esto. Porque su trabajo en esta película no se resume meramente en el cambio radical, las prótesis y maquillaje dado que, según sus palabras, existe una entrega emocional tan intensa que cree que jamás volverá a interpretar algo parecido. Y es por eso que varios medios especializados de Hollywood ya incluyen su nombre en la conversación de los próximos Óscar.

“Si no existe el riesgo, ¿para qué molestarse?” se preguntó durante la entrevista al hablar de su decisión de adentrarse en la profundidad más visceral de su personaje. “Quiero aprender de la gente con la que trabajo en este punto de mi carrera. He tenido tal variedad y muchos altibajos que lo que me atrae en esta segunda etapa [actuando] es sentir que estoy contribuyendo al arte y aprendiendo de ello. Esta es una oportunidad excelente. Quería desaparecer en ella. Mi esperanza era hacerme irreconocible”. Recordemos que fue en 2018 cuando conocimos su verdad detrás de su partida al revelar al mundo esos altibajos vividos: desde dolencias físicas al azote emocional del divorcio, la muerte de su madre y el supuesto acoso sexual que asegura haber sufrido por parte del expresidente de los Globos de Oro, Philip Berk.

NEW YORK, NEW YORK – JUNE 18: Actor Brendan Fraser attends the “No Sudden Move” premiere during the 2021 Tribeca Festival at The Battery on June 18, 2021 in New York City. (Photo by Jim Spellman/WireImage,)

Como su personaje en The Whale sufre la pérdida de su amante, Brendan Fraser también se adentró en el trabajo emocional de comprender las emociones que atraviesa y su salud mental. “Esta debe ser la primera y última vez que hago algo así, así que le di todo lo que tengo” sentenció a la publicación, dejándonos entrever la entrega máxima que le dio a este papel haciendo que muchos, incluida yo misma, le entreguemos nuestro voto de confianza antes de ver la película.

Cabe destacar que al creador de la historia -el dramaturgo Samuel D. Hunter- no le hacía ni pizca de gracia el fichaje de Brendan Fraser dado que solo podía verlo como ese hombre de aventuras sin profundidad alguna de los 90, como George de la Jungla o La Momia, pero el hecho de que Fraser jamás haya interpretado a un personaje tan ajeno a sí mismo revivió más su pasión y entrega. “Quería saber lo que era capaz de hacer” sentencia el actor de 53 años, dispuesto a comerse el mundo con esta segunda etapa profesional.

Y es que si bien Brendan Fraser lleva varios años haciendo sus pinitos para reencontrarse como figura hollywoodense -como fueron sus magníficas interpretaciones en The Affair y Trust- es con The Whale que parece haberse arriesgado de lleno para que redescubramos juntos su talento. Hace varias semanas que el murmullo cinéfilo le acompaña con la industria y el público expectante. Y no únicamente por verlo de nuevo en pantalla, sino con ganas compartidas de desearle lo mejor, de verlo triunfar y darnos una carrera a los Óscar emotiva con la historia de superación de un actor querido por mundo.

Fuente Yahoo.com

Últimos artículos

Related articles

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: