La historia de Priyanka Chopra, una superestrella sin fortuna en Hollywood por el color de su piel

0
61

Priyanka Chopra llegó a Hollywood en 2015 de la mano de la serie Quantico. Tras haber labrado su carrera en Bollywood, la actriz, modelo y cantante india empezó a trabajar para la industria musical norteamericana y a actuar en películas como Baywatch, ¿No es romántico? o Superniños. Sin embargo, pese a haber sido coronada Miss Mundo, haber obtenido varios reconocimientos y cosechado numerosos éxitos, el recorrido de Chopra hasta la cima no ha sido un camino de rosas.

Priyanka Chopra (AP Photo, Mark Von Holden, Gtres)

La actriz de 38 años publicará su autobiografía, titulada Unfinished, el próximo 11 de febrero. Y a pesar de que el volumen todavía no esté a la venta, medios como The Independent han podido acceder al texto y detallan algunas de las desconcertantes vivencias que relata en sus páginas. En concreto, han salido a la luz los prejuicios a los que Chopra tuvo que enfrentarse al entrar en Hollywood debido a su origen indio y color de piel.

Según detalla, tras ganar Miss Mundo 2000 un director de la industria hollywoodiense se acercó por primera vez a ella. Este le dijo que para poder entrar en el negocio del cine y de la televisión debía de operarse para “arreglar sus proporciones”, ya que de otra forma no sería aceptada.

“Después de una pequeña charla de unos minutos, el director/productor me dijo que me levantara y me girara”, describe en su libro. “Lo hice. Me miró fijamente durante mucho tiempo, evaluándome, y luego sugirió que me operara mis pechos, arreglara mi mandíbula y me pusiera un poco más de trasero. Si quería ser actriz, dijo, tendría que “arreglar” mis proporciones, y conocía a un gran médico en Los Ángeles al que podía enviarme”. El que fuera agente de la actriz expresó su acuerdo con las palabras del director, lo que hizo que Chopra se sintiera “atónita y pequeña” y decidiera despedir a su representante.

En otro extracto publicado en su perfil de Instagram, Priyanka cuenta que su carrera, que estaba tan basada en su apariencia física, pareció que había terminado antes de siquiera empezar. “Sentí como si la puerta del paraíso se abriera y cerrara en mi cara, y dolió”.


En un encuentro en el programa The One Show también explicó que al llegar a Hollywood sintió que no había muchos papeles para ella, que no creía que la gente pudiera entender “el concepto de tener a un o una protagonista marrón en un producto de entretenimiento mainstream”.

“Comencé haciendo música en América primero” contó en el programa de la BBC (vía Daily Mail). “Firmé con Interscope record, saqué un par de álbumes pero la música, para mí, no estaba a la altura de mis estándares creativos”. Y así decidió volcarse en lo que conocía de sobra tras alcanzar la cima en Bollywood: el cine. Pero se dio cuenta de la falta de diversidad que había.

Priyanka añade que no se refiere a películas de género, ni tampoco al cine independiente, sino a producciones de grandes presupuestos. Sin embargo no se dio por vencida, sabía lo que podía aportar como artista y lo que podía hacer en un rodaje. “Solo quería la oportunidad de estar en uno” explica. Lo consiguió cuando se convirtió en la primera actriz del sur asiático en conseguir un papel protagonista en una serie estadounidense en 2015 con Quantico, sin embargo para ella esto solo demuestra la falta de diversidad que existe en la industria y el largo recorrido que aún queda por delante.

Ahora, casada con Nick Jonas y con proyectos a la vista como la cuarta entrega de Matrix o la cinta de aventuras con Chris Pratt Cowboy Ninja Viking, dispone de una privilegiada posición dentro de Hollywood, aunque ella misma admite que aun queda mucho por luchar para lograr una industria diversa. “Más vale tarde que nunca, sí, pero todavía dice mucho sobre hasta dónde tiene que llegar la diversidad”. Actualmente la podemos encontrar en una de las nuevas joyitas del catálogo de Netflix, Tigre Blanco.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.