Pembroke Pines ( 10-25-20 )Escrito por: Carmen Rivas.

0
116

Charlie Rodríguez
La experiencia y la calidad no se improvisan. Interpretar canciones que terminen convirtiéndose en grandes éxitos no es algo que logra hacer cualquiera y mucho menos que ese artista logre ser consecuente con esos logros.
Hay artistas que llegan a convertirse en iconos de la música no solo en su país sino en muchas partes del mundo donde se le reconoce su talento y se le respeta por sus grandes éxitos y por su intachable carrera.
La presentación del “Charlie Rodríguez Roars Live” el domingo 25 de octubre en un concierto Virtual dirigida por el maestro Rodhen Santos ha sido una fehaciente demostración de que “El León” fué, es y seguirá siendo un icono de nuestra música y que sus grandes éxitos siguen calando hondo en el corazón de sus fanáticos en todo el mundo.
En un magistral despliegue de generosidad intelectual Charlie nos deleitó interpretando los más grandes éxitos de su amplio repertorio musical, demostrando así que su legado artístico va más allá de las expectativas de los más exigentes conocedores del arte. Que el León sigue rugiendo como en los viejos tiempos y que la carrera musical de Charlie tiene aún un largo camino por recorrer.
No tardó mucho el “León” en despertar mis añoranzas cuando sonaron los acordes de “Oye Muchacha” y mi mente viajó a los más hermosos momentos de mi vida merenguera. Tema tras tema este magistral interprete nos hizo viajar por los más recordados paraísos de nuestra música.
Pero la noche no solo fue de merengues! El polifacético interprete oriundo de Santiago de los Caballeros nos transportó a la intimidad del bolero interpretando “Aquel 19” (Radhames Reyes Alfau) popularizada por Alberto Beltrán y “Hola Soledad” (Palito Ortega) Popularizada por Rolando La Serie.
En estos tiempos en que el éxito de muchos resulta ser efímero y la fama suele ser fugaz. Tiempos en que ciertos “Artistas” se sienten como dioses cuando consiguen algo de reconocimiento; el ver a Charlie Rodríguez desplegando humildad y sencillez sobre los escenarios después de más de 35 años de carrera y decenas de éxitos musicales resulta ser inmensamente gratificante.
En estos tiempos tan difíciles en que el sentido común nos invita al recogimiento, el poder quedarnos en un lugar seguro disfrutando de la presentación de un artista del calibre de Charlie Rodríguez es realmente reconfortante.
Todos los que decidieron ver el “Charlie Rodríguez Roars Live” lo hicieron con una buena razón… “Para recordar viejos tiempos” “Para escuchar de el sus canciones favoritas” ” Para apoyar a este gran cantante” y muchas más. Pero fuese cual fuese su razón “El León” no nos defraudó y nos brindó un espectáculo digno de su nombre, de su calidad artística y del gran carácter que lo identifica.
Los grandes artistas tienen la capacidad de meterse en nuestros corazones, cuando viven lo que interpretan y nosotros la de adentrarnos en su interpretaciones, como si fueran parte de nuestras vidas. Tal vez eso me paso en esa noche; porque no sé cuánto me tarde en recapacitar y darme cuenta de que Charlie no me estaba escuchando mientras él se despedía y yo aun con los acordes de “La Mina” sonándome en el alma le gritaba “Otra…Otra… Otra”.
Yo no sé si usted vio el “Charlie Rodríguez Roars Live”… Pero si no lo hizo se perdió de una excelente presentación de nuestro Charlie Rodríguez. Tan excelente fué que todos nos quedamos con deseos de seguir escuchando rugir al “León”

Este concierto fué organizado por la firma Luisito L. Productions del empresario Luis Enrique Caro, también por Noche Fenomenal y fué transmitido por la plataforma de Www.Play.ticketmundo.com