October 30, 2020
  • October 30, 2020
Breaking News
  • Home
  • NOTICIAS
  • Las preguntas que quedaron sin respuesta en el debate de Kamala Harris y Mike Pence

Las preguntas que quedaron sin respuesta en el debate de Kamala Harris y Mike Pence

By on October 8, 2020 0 19 Views

Fuente Yahoo.com

La marcha de la campaña rumbo a la elección presidencial de Estados Unidos del próximo 3 de noviembre no cambiará tras el reciente debate vicepresidencial entre el republicano Mike Pence y la demócrata Kamala Harris.

En comparación al debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden, que estuvo sumido en el caos y en el que el mandatario se descarriló por completo con sus interrupciones y falacias, el de Pence y Harris fue bastante convencional, algunos incluso dirán que algo aburrido.

La senadora Kamala Harris y el vicepresidente Mike Pence participaron en el debate vicepresidencial rumbo a los comicios del 3 de noviembre de 2020. (Reuters)

Ambas figuras presentaron sus puntos clave, atacaron al rival con las usuales argumentaciones y, en algunos casos, distorsiones, eludieron con frecuencia responder preguntas comprometedoras y aunque hubo cierto incumplimiento de las reglas del debate –sobre todo cuando Pence se pasaba del tiempo asignado sin que la moderadora, por lo general, lo frenara de modo enérgico– fue por lo general un encuentro tranquilo en lo formal.

Con todo, hubo algunos casos en lo que se dijo, o se omitió, en el debate resultó punzante y mostró el talante de ambas figuras y, por extensión, de los candidatos presidenciales a los que acompañan.

Fue en buena medida un debate marcado por algunas preguntas que se quedaron sin respuesta.

Lo que el vicepresidente de EEUU prefirió callar
En el caso de Pence, fue notoria la cantidad de veces que eludió responder a las interrogantes directas, ya fuera por abordar argumentos pendientes de su intervención anterior o porque prefirió hacer elaboraciones retóricas en vez de ir al fondo de los asuntos.

Por ejemplo, cuando se le preguntó por qué Estados Unidos tenía una mortalidad por covid-19 mucho mayor que otros países desarrollados, optó por elogiar las medidas tomadas por Trump ante la pandemia. Ello quizá habrá satisfecho a los seguidores entusiastas del presidente pero dejó abierto un abismo por el que se despeñó la posición de Trump y Pence al respecto: de poco vale todo lo hecho y dicho en relación al covid-19 si eso ha conducido al final a que Estados Unidos tenga una cantidad de fallecimientos en relación a su población sustancialmente mayor que otros países desarrollados.

El planteamiento, frecuente desde la esquina de Trump, de que si no se hubiesen restringido los viajes desde China y luego desde Europa se habrían registrado millones de muertos, más allá de si resulte o no plausible, es una hipótesis. La realidad es que más de 210,000 estadounidenses han muerto por covid-19, que más fallecerán y que muchos estarían con vida si la administración hubiese tenido un mejor manejo de la crisis y una actitud diferente ante medidas básicas de prevención del contagio, como el uso universal de mascarillas y el distanciamiento social. Trump y Pence pretenden tapar el horror sucedido con la alusión a algo que no sucedió.

Otras notorias omisiones de Pence fueron cuando se negó a responder sobre la falta de transparencia de los reportes de salud de Trump, contagiado de covid-19, y tampoco dijo nada sobre si había discutido con el presidente sobre su avanzada edad y la posibilidad de que quedara incapacitado y, por ello, tuviera él en su calidad de vicepresidente que asumir las riendas de la Casa Blanca.

Ese escenario, al parecer, les resultó tan indeseable a Pence y también a Harris –cuando se le hizo la misma pregunta en relación a una incapacidad de Biden– que ambos se salieron por la tangente. Pence aludiendo al tema de una eventual vacuna contra el covid-19 y Harris diciendo que recordó a su madre cuando Biden le ofreció la candidatura vicepresidencial.

%d bloggers like this: