August 17, 2019
  • August 17, 2019
Breaking News

Cómo controlar la glucosa en sangre

By soybachatero on October 5, 2018
0 323 Views

Para manejar adecuadamente la glucosa se recomienda llevar una dieta equilibrada.

En un paciente diabético, ¿cuáles son los niveles de glucosa en sangre recomendados? “Lo primero a resaltar es que en personas con diabetes los objetivos deben individualizarse en función del tipo de diabetes, enfermedades asociadas, edad, tiempo de duración…”, explica a CuídatePlus Esteban Jódar, jefe del Departamento de Endocrinología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo y Quirónsalud San José.

El principal parámetro es la hemoglobina glicosilada (HbA1c, porcentaje de una proteína de los hematíes que está unida a glucosa), que en personas sin diabetes es inferior al 6.5 por ciento. Para personas con diabetes tipo 2 el objetivo general es una HbA1c inferior al 7 por ciento, aunque puede ser más estricto en pacientes más jóvenes y con poco riesgo de, por ejemplo, hipoglucemias, o algo superior (hasta el 8 por ciento) en pacientes con más edad y más “achaques”. Lo mismo para con la diabetes tipo 1, en la que el objetivo general es menos del 7 por ciento de HbA1c, pero menos del 7.5 por ciento puede ser aceptable según la edad.

Según Jódar, “hay, además, unos objetivos de glucosa capilar (la que se mide en el dedo) entre 80-130 antes de las comidas y menor de 180 después de las comidas. Los objetivos en el caso de la diabetes gestacional -la que afecta a algunas mujeres embarazadas- son aún más intensos”.

Riesgos y complicaciones de un mal control
La diabetes puede ser una enfermedad devastadora si no se controla adecuadamente, advierte este especialista en Endocrinología. En la diabetes mayoritaria (la de tipo 2, más asociada a la edad y a la obesidad) existen además otros factores de riesgo vascular que hacen que la probabilidad de sufrir problemas cardiovasculares (infarto, accidente cerebrovascular, isquemia en piernas o pies, etc.) se multiplique de 2 a 4. Por otro lado, la elevación de glucosa crónica en sangre se asocia a la aparición de enfermedades por alteración de los vasos pequeños, como la retinopatía (que puede provocar pérdida de visión), la nefropatía (una de las causas más comunes de daño renal terminal) o la neuropatía (que puede ser muy dolorosa e invalidante).

Pues bien, añade Jódar, “disponemos de pruebas que muestran que son mucho más comunes, especialmente las de pequeños vasos, en las personas peor controladas frente a las que alcanzan los objetivos y que, cuando ya están presentes, un buen control de la glucosa también reduce su progresión”.

Recomendaciones para llevar un mejor manejo de la glucosa en sangre
El endocrinólogo de Quirónsalud indica que, para manejar mejor la glucosa en sangre, “recomendamos dietas equilibradas, adaptadas en lo posible a las preferencias culturales, con un ligero déficit calórico (500-800 kilocalorías/día) en caso de obesidad, ejercicio regular (que no pasen más de dos días sin practicarlo) con unos 150 minutos a la semana de intensidad moderada (que se pueda hablar mientras se hace, pero que cueste cantar)”.

El plan de tratamiento farmacológico hoy en día puede ser muy amplio, con diferentes opciones orales e inyectables, muchas de ellas libres de riesgo de bajadas de azúcar o que, incluso, ayudan a perder peso. “La elección debe ser de la persona con diabetes, guiada o aconsejada por su diabetólogo y, por supuesto, es clave acabar con la inercia terapéutica de ciertos colegas o con la falta de adherencia de las personas a tratar”, señala Jódar.

En la diabetes gestacional, ¿es más complicado lograr los objetivos?
El embarazo tiene algunas características únicas, especifica el especialista en diabetes, “la primera es que, efectivamente, hay más hormonas que se oponen a la insulina y, por tanto, el control -especialmente en algunos momentos del día como tras el desayuno- es difícil, pero es que, además, los objetivos son más exigentes para evitar complicaciones en la madre y el recién nacido y, por último, solo empleamos los tratamientos que han mostrado ser seguros en esa situación, lo que reduce las posibilidades. Por otro lado, las mujeres gestantes con diabetes suelen ser increíblemente colaboradoras y hacen más trabajo del habitual para alcanzar sus objetivos de control”.

¿Han evolucionado los métodos para el control de la glucosa?
Los métodos disponibles para controlar los niveles de glucosa han evolucionado enormemente, comenta el experto, “aunque todavía esperamos novedades, tanto los reflectómetros para medir la glucemia capilar como, especialmente, los sistemas de monitorización continua de glucosa (ya sean tipo flash -el disco que se inserta en la cara posterior de brazo- o MCG -con un catéter que se inserta en el abdomen-) nos dan lecturas casi continuas a lo largo del día y permiten reducir la variación demasiado amplia de la glucosa en sangre y ayudan a tomar mejores decisiones sobre dieta, tipo de tratamiento o dosis terapéutica”.

Fuente cuidateplus.marca.com

Advertisements
  SALUD
%d bloggers like this: